BUFETE CONEJO ABOGADOS

 

  Contactar: bufeteconejo@gmail.com   Teléfono: +34 952 22 07 27  Fax: +34 952 60 16 35


ANTECEDENTES:  Se interpone Demanda de Juicio Verbal  de Tráfico con la antigua LEC  , basada en la Ley Orgánica 3/89  en reclamación de lesiones y daños ocasionados con motivo de un accidente de tráfico. De contrario se interpone denuncia penal y se suspende la tramitación del Juicio Verbal Civil. Se archivan las actuaciones penales por  no ser constitutivas de delito o falta y de contrario se interpone Demanda Civil de reclamación de sus daños, si bien ya ha entrado en vigor la nueva LEC y se adecua a la misma.

    Las dos demandas caen en el 4 de Instancia de Málaga, y se solicita por ambos letrados la acumulación de los Autos, ya que se trata del mismo accidente y la resolución de un pleito va a influir en el otro. No se accede por el Juzgado.

    En el acto de Juicio del Verbal dela LEC(N) y antes de comenzar la grabación se plantea la Listispendencia, ya que el verbal antiguo todavía no se había señalado. Se recoge por escrito en el acta tal petición por el Sr. Secretario, así como la respetuosa protesta y al ir a plantear de nuevo la acumulación de autos se comienza la grabación y se plantea, lo que queda recogido en el CD.

    La Sentencia de Instancia  no estima la existencia de litis pendencia y argumenta que no cabe la acumulación de autos al ser de distinta naturaleza a pesar de llamarse igual (Juicio Verbal).

    Interponemos Recurso de Apelación, alegando Nulidad de Actuaciones tanto por no haberse estimado la Litispendencia como por no haberse estimado la Acumulación de Autos.

    La Sentencia de la Audiencia señala que lo que procedía era haber decretado la suspensión por prejudicialidad civil, pero dice que como no se suscitó en el acto de juicio que no procede declarar la nulidad, al haber alegado tan solo la acumulación de autos.

    Contra la citada sentencia interponemos Recurso de Aclaración alegando que en el Acta Escrita que Levantó el Secretario si consta la alegación de la Litispendencia y la protesta.

    El Auto que resuelve la aclaración viene a decir que lo que vale es lo que hay en el CD y nada más.

MORALEJA: SI SE RECOGE ALGO EN EL ACTA ESCRITA ANTES DE COMENZAR LA GRABACIÓN, Y EL JUEZ OS DICE QUE YA ESTA RECOGIDO, NO HACEDLE CASO Y REPETIRLO UNA VEZ COMIENCE LA GRABACIÓN.

    "LO QUE NO ESTA EN EL CD NO ESTA EN EL MUNDO"

 

            ROLLO DE APELACIÓN N° 957/2001  

AUTO 

ILTMOS. SRES.

PRESIDENTE

D. Melchor Hernández Calvo

MAGISTRADOS

D. Florencio de Marcos Madruga

D. Antonio Vaquero Muñoz

 

En la ciudad de Málaga a diecisiete de junio de dos mil dos.

ANTECEDENTES DE HECHO .- 

PRIMERO.- Que esta Sala se dictó sentencia con fecha nueve de marzo de dos mil cuya parte dispositiva establece: Que debemos declarar y declaramos no haber lugar al recurso de apelación interpuesto por la representación procesal de Don Pedro R. T., contra la Sentencia dictada por el Juzgado de Primera Instancia número Cuatro de Málaga, en los autos de juicio de cognición a que dicho recurso se refiere, CONFIRMANDO la resolución recurrida y condenando a la parte apelante al pago de las costas causadas en esta alzada. 

SEGUNDO.- Que notificada la mencionada sentencia se presentó por la Procuradora Sra. Labanda Ruiz, en la representación acreditada, escrito interponiendo recurso de aclaración, interesando que se corrija la sentencia en el sentido de tener por alegada en el acto del juicio verbal la litispendencia con los autos 649/99 y declarar por lo tanto la nulidad de actuaciones solicitada en nuestro recurso .  

RAZONAMIENTOS JURIDICOS.- 

PRIMERO.- Que visionado de nuevo el CD, al minuto 4,23, cuando el Juzgador de Instancia desestima la acumulación, tras sostener que no concurrían los requisitos para la suspensión interesada, sino sólo por causa justificada, se pasa "en cuanto al fondo" que son las palabras textuales del letrado de la parte recurrente, sin que conste protesta alguna, conforme previene el artículo 443.3 de la LEC, luego pese a que efectivamente esta protesta consta en el acta levanta por el Sr ., Secretario, este Sala tiene que atenerse a lo que consta en el soporte apto para grabación y reproducción (artículos 147 y 146 de la LEC), y por ello, ratificar la sentencia cuya aclaración se interesa, al no darse los requisitos exigidos para decretar la nulidad de actuaciones, al haber consentido la parte el pronunciamiento del Juez de Instancia -que ya se indicaba que esta Sala no comparte -, no siendo procedente la aclaración interesada.  

Vistos el artículo 267 de la L.O .P J .los artículos citados y de demás de general

y pertinente aplicación, en su virtud, 

DISPONEMOS: 

Que debemos acordar y acordamos no haber lugar a la aclaración de la sentencia de esta Sala, de fecha dieciséis de mayo de dos mil dos, interesada, en la representación acreditada en autos, por la Procuradora Sra. Labanda Ruiz.

Así por este nuestro auto, lo acordamos, mandamos y firmamos.

 

[A continuación transcribimos la Sentencia dictada por la Audiencia Provincial de Málaga, con motivo del Recurso de Apelación interpuesto, y contra la que se interpuso el Recurso de Aclaración]

 

 

ILUSTRISIMO SR

PRESIDENTE

D. MELCHOR HERNANDEZ CALVO

MAGISTRADOS, ILTMOS. SRES.

D. FLORENCIO DE MARCOS MADRUGA

D. ANTONIO V AQUERO MUÑOZ

 

 

REFERENCIA:

JUZGADO DE PROCEDENCIA: JUZG. DE lª  INSTANCIA 4 DE MÁLAGA 

ROLLO DE APELACIÓN N° 957/2001

 

 

En la Ciudad de Málaga a dieciséis de mayo de dos mil dos.

 

Visto, por la Sección 4ª de esta Audiencia, integrada por los Magistrados indicados al márgen, el recurso de apelación interpuesto contra la sentencia dictada en juicio de Juicio Verbal seguido en el Juzgado de referencia. Interpone el recurso PEDRO J. R. T. que en la instancia fuera parte demandada y comparece en esta alzada representado por el Procurador D. LABANDA RUIZ, CONCEPCIÓN y defendido por el Letrado D. CONEJO RUIZ, JOSÉ MANUEL. Es parte recurrida FRANCISCO J. P. R., VICTORIA P. R. y CIA DE SEGUROS WINTHERTUR que está representado por el Procurador D. ELENA AURIOLES RODRIGUEZ y MARIA DEL CARMEN MARTINEZ TORRES y defendido por el Letrado D. BARRERO CORDERO, VIRGINIA, y CONEJO RUIZ, JOSE MANUEL, que en la instancia ha litigado como parte demandante y demandada .

 

I.- ANTECEDENTES DE HECHO

 

 

PRIMERO.- El Juzgado de Primera Instancia dictó sentencia el día 24- 7-01, en el juicio antes dicho, cuya parte dispositiva es como sigue: "Que estimando la demanda interpuesta por Don Francisco Jose P. R. y Doña Victoria P. R., representados por la Procuradora de los Tribunales Doña Elena Aurioles Rodríguez, asistida de la Letrada Doña Virginia Barrero Cordero, contra Don Pedro Jesús R. T. representado por la Procuradora de los Tribunales Dª Concepción Labanda Ruiz y contra Winterthur, representada por la Procuradora de los Tribunales Doña Carmen Martínez Torres y asistidos del Letrado Don Jose Manuel Conejo Ruiz, debo condenar y condeno a la parte demandada a que abone a la actora la suma de 393,402 pesetas, incrementadas con los intereses legales que se contienen en la presente resolución, imponiéndose las costas causadas a la parte demandada" .

 

SEGUNDO.- Interpuesto recurso de apelación y admitido a trámite, el Juzgado realizó los preceptivos traslados y una vez transcurrido el plazo elevó los autos a esta Sección de la Audiencia, donde se formó rollo y se ha turnado de ponencia. La votación y fallo ha tenido lugar el día 11-4-02 quedando visto para sentencia.

 

TERCERO.- En la tramitación del recurso se han observado las prescripciones legales.

 

Visto, siendo ponente el limo. Sr. Magistrado D. MELCHOR HERNANDEZ CALVO va quien expresa el parecer del Tribunal.

 

 

II.- FUNDAMENTOS DE DERECHO

 

PRIMERO.- Que la parte apelante solicita la revocación de la sentencia recaída en la primera instancia y el dictado de una nueva sentencia, en la que se desestime la demanda y se absuelva a la recurrente de los pedimentos formulados en su contra.

 

 

SEGUNDO.- Como señala la Sentencia del Tribunal Supremo de 17 de febrero de 2000, "son varias, además de la de 25 de febrero de 1992 que la sentencia recurrida cita y recoge, las sentencias de esta Sala que admiten la apreciación e oficio de la excepción de litispendencia -cabe mencionar las de 8 de marzo de 1991 'y 3 de mayo de 1999-, estableciéndose jurisprudencialmente los indispensables requisitos que han de constituirla, como salvaguarda que es de la cosa juzgada evitando la posible contradicción de sentencias en pleitos promovidos sobre lo mismo sentencias de 31 de julio y 14 de noviembre de 1998 y 26 de marzo de 1999-, requisitos que empiezan señalándose en la más perfecta identidad, entre los dos pleitos, de las cosas, las causas, las personas de los litigantes y la calidad con que lo fueron -entre otras muchas, con las que en ellas se citan, en las sentencias de 31 de enero de 1974, 24 de enero de 1978, 2 de mayo de 1983, 8 de marzo de 1991 y 30 de octubre de 1993- y evoluciona admitiendo la excepción cuando el pleito anterior interfiere o prejuzga el segundo pleito cual han dispuesto, entre otras, las sentencias de 25 noviembre de 1993, de 23 de marzo de 1996 y la ya citada de 14 de noviembre de 1998 que concluye disponiendo que "también cabe apreciar la excepción cuando el pleito anterior interfiere o prejuzga el segundo, ante la posibilidad de dos fallos que no pueden concurrir en armonía decisoria, al resultar interdependientes".

 

La acumulación solicitada en la instancia fue desestimada en el acto del juicio argumentando el Juzgador de Instancia que no era correcta la acumulación solicitada, si bien podía interesarse la suspensión de común acuerdo conforme lo establecido en el artículo 488 de la LEC. Aún cuando la argumentación no es del todo correcta, puesto que lo que procedía era, en todo caso, la suspensión por prejudicialidad civil ( artículo 43 LEC en relación con el artículo 222 del mismo Cuerpo Legal), ya que la sentencia que podía recaer en los autos de juicio verbal 694/1999, incoado con anterioridad, sobre los mismos hechos, ciertamente podría prejuzgar el que nos ocupa, ante la posibilidad de dos fallos contradictorios, que podrían no concurrir en armonía decisoria, al cambiar sólo la posición procesal de las partes. Pero esta cuestión no fue la suscitada en el acto del juicio, por lo que ninguna indefensión se causa al recurrente que optó sólo por una indebida petición de acumulación de autos que fue rechazada y consentida.

 

En consecuencia, el motivo interesando la nulidad de lo actuado

 habrá de ser desestimado.

 

 

TERCERO.- En cuanto al fondo del asunto, debe establecerse, que esta Sala comparte la conclusión a la que llega el Juzgador de Instancia, pues de la prueba practicada en la vista y documental, singularmente la posición que ocupan el vehículo del recurrente y la moto del actor, en las Diligencias a Prevención de la Policía Local, se llega a concluir que el demandado realizó el giro de forma antirreglamentaria, quizá motivado por el hecho de tener dos sentidos de circulación la vía -de forma transitoria, por obras -, ya que al realizar la misma no respetó la prioridad que llevaba el actor que ya estaba circulando por el carril que pretendía ocupar, pues de otro moto no se puede entender que justo en el momento de realizar la maniobra se produzca el impacto, debiendo de haber ocupado, conforme a las prescripciones reglamentarias, el carril izquierdo con suficiente antelación y no realizar la maniobra de giro a la izquierda, como si la vía fuese de doble sentido de circulación, en el último momento, a la altura de la intersección con la vía que pretendía acceder .

En consecuencia, el recurso de apelación habrá de ser desestimado y confirmarse la sentencia recurrida.

 

CUARTO.- Que al confirmarse la sentencia apelada, procede condenar al apelante al pago de las costas causadas en esta instancia (artículo 398.1 en relación con el artículo 394 de la L.E.Civil).

 

En atención a lo expuesto, en nombre S.M. el Rey y por la autoridad conferida en la Constitución,

 

FALLAMOS:

 

Que debemos declarar y declaramos no haber lugar al recurso de apelación interpuesto por la representación procesal de Don Pedro R. T., contra la Sentencia dictada por el Juzgado de Primera Instancia número Cuatro de Málaga, en los autos de juicio de cognición a que dicho recurso se refiere, CONFIRMANDO la resolución recurrida y condenado a la parte apelante al pago de las costas causadas en esta alzada.

 

Notificada que sea la presente resolución remítase testimonio de la

 

misma, en unión de los autos principales al Juzgado de Instancia, interesando acuse de recibo.

 

Así por esta nuestra sentencia, lo pronunciamos, mandamos y firmamos.

 

PUBLICACION.- En el día de su fecha fue leída la anterior sentencia, por el Ilmo. Sr. Magistrado Ponente, estando constituido en Audiencia Pública, de lo que doy fe.

Aviso Legal    

Página Inicio