BUFETE CONEJO ABOGADOS

 

  Contactar bufeteconejo@gmail.com    Teléfono: +34 952 22 07 27  Fax: +34 952 60 16 35


 

 En Torremolinos a 13 de Junio de 2002

Vistos por Do Francisco Liñán Aguilera, Magistrado Juez del Juzgado de primera instancia e instrucción , número cuatro de los de Torremolinos, los presentes autos de juicio Verbal, seguidos con el n° 302 de 2001, en virtud de demanda presentada por eL procurador de los tribunales D. Alejandro Ignacio Salvador Torres, actuando en nombre y representación del Excmo. Ayuntamiento de Torremolinos asistido por el letrado D. Francisco José Torres Moreno contra Doña Marta O. S., declarada rebelde, y :contra la entidad aseguradora Winterthur, SA, representada por la procuradora de los tribunales Dª. Concepción Labanda Ruiz y asistida por el letrado Sr. Conejo Ruiz, sobre reclamación de indemnización de daños y perjuicios causados en accidente de circulación, dicta ésta sentencia con base en los siguientes  

ANTECEDENTES DE HECHO

 PRIMERO.- El procurador Sr.  Salvador Torres, actuando en la representación antes indicada, presentó demanda que. por turno de reparto correspondió a este juzgado, solicitando una sentencia por la que se condenara a os demandados a abonar a la corporación por él representada la suma de 56.796 pesetas, como indemnización de los daños ocasionados, :el día 4 de Agosto de 2000, en "una papelera y valla de propiedad municipal, contra las que chocó el vehículo matrícula MA-****-CF conducido por la primera demandada y asegurado por la entidad igualmente demandada. Basaba sus pretensiones en os hechos y razonamientos jurídicos que con más amplitud expuso en su escrito, y que se dan por reproducidos. 

SEGUNDO.- Admitida a trámite la demanda por auto de 15 de Septiembre de 2001, se convocó a las partes al acto de la vista, que tuvo lugar el día de hoy. No habiendo comparecido la primera demandada, fue declarada en rebeldía. La parte actora se ratificó en sus pretensiones, oponiéndose la entidad aseguradora a los pedimentos dirigidos contra ella, con base en la alegación de que el día de autos dicha compañía no era la aseguradora del vehículo conducido por Da. Marta O.S. Fueron propuestas y admitidas las pruebas de interrogatorio de los demandados y varias documentales, practicándose con el resultado que obra en autos. Una vez las partes expusieron sus alegaciones sobre el resultado de las pruebas practicadas, quedaron los autos vistos para sentencia. 

TERCERO. -En la tramitación de estas actuaciones han observado las formalidades legales de procedimiento  

FUNDAMENTOS JURÍDICOS .

 PRIMERO. -La parte actora basa su acción de resarcimiento contra los demandados en el informe confeccionado por la Policía Local ,de Torremolinos, adjuntado como documento n° 3 de la demanda, según el cual, siendo aproximadamente las 10:40 horas del día 4 de Agosto de 2000, Marta O. S. al conducir el vehículo marca y modelo Ford Mondeo, matrícula MA-****-CF por la Avenida de Benalmádena de esta localidad a la altura del Colegio "El Pinillo", se salió de la vía y chocó contra una papelera y  una valla de propiedad municipal rompiendo la primera y; hundiendo dos metros de la segunda. Como documentos número uno y dos de la demanda, respectivamente, se aportan un informe de la empresa SAMSET en el que valora el coste de reparación de la valla en 43.909 pesetas, y otro de la  Delegación de Limpieza Viaria en el que se fija el valor de la papelera en 8.887 pesetas. Teniendo en cuenta estos documentos, y visto el resultado del interrogatorio judicial de Dª Marta O.S. – a quien debe tenerse por confesa respecto de la Forma de producirse el accidente de autos, con arreglo al artículo 304 del Código Civil, vista su incomparecencia al acto del "juicio, pese al apercibimiento que se le hizo en la cédula de citación sobre los efectos de la posible proposición de una prueba de interrogatorio contra ella – debe considerarse probado que la causa de  accidente de autos fue la imprudencia o negligencia de la demandada a la hora de conducir el vehículo antes indicado, por lo que debe declararse su responsabilidad extracontractual o aquiliana respecto de la producción  del resultado dañoso de su conducta con base en los ,artículos 1902 del Código Civil y 1 de la Ley sobre Responsabilidad Civil y Seguro en la Circulación de Vehículos de Motor.

 La aseguradora demandada se limita a negar que pese sobre ella obligación alguna de indemnizar los daños causados por la conducta de la otra demandada, aduciendo que no había póliza alguna que estuviera en vigor y amparase la responsabilidad civil generada por la conducción del vehículo que manejaba la Sra. O. el día de autos. Sin embargo, existe un informe elaborado por funcionarios de la Policía Local de Torremolinos, en el que se especifica el nombre de la compañía aseguradora y el número de póliza que amparaba los riesgos de la circulación del Ford Mondeo el día 4 de Agosto de 2000; en dicho documento se indica que la póliza fue mostrada. por la conductora del automóvil en cuestión, y no se refleja que careciera de, vigencia -lo cuál además, en caso de ocurrir, daría lugar a una denuncia por presunta infracción del artículo 636 del Código Penal, siendo este un detalle que difícilmente puede pasar por alto a los  funcionarios policiales -.Para contrarrestar esta prueba, la entidad aseguradora debería haber presentado un certificado del FIVA, acreditativo el hecho fundamental en el que basa su oposición a la demanda la ausencia de póliza vigente, y por tanto de cobertura el día de autos. Sin embargo, se limita a aportar un escrito .firmado por un representante de  la propia compañía aseguradora, en el que se dice que el vehículo MA-****- CF, propiedad de D. Manuel O. P., no se encontraba asegurado por dicha entidad, el día 4 de Agostó de  2000. Siendo este un mero documento privado elaborado por la propia parte, y cuyo contenido no es reconocido de  contrario, no puede tener eficacia probatoria para sustentar la tesis de la demandada. Tampoco puede estimarse probado el hecho del no aseguramiento con la confesión de la Sra. O. realizada a instancia de la entidad, Winterthur, pues el resultado de, dicha prueba, aun aplicando el artículo 304 de la ley procesal, resulta contradictorio con la correspondiente pregunta formulada al respecto por la demandante. En consecuencia este defecto de prueba sustentadora de las alegaciones de la demandada debe perjudicar a esta parte,. con arreglo al artículo 217,1 de la ley rituaria, por lo que se estima probado que el 4 de Agosto de 2000 existía una relación jurídica,- concretamente de, seguro de. responsabilidad civil, que vinculaba a la demandada respecto de los daños que se causaran a terceros con el vehículo conducido por la demandada, y que determina la extensión a la entidad aseguradora de la obligación indemnizatoria generada a cargo de la conductora, en virtud de los artículos 6 de la Ley sobre responsabilidad civil y seguro en la circulación de vehículos a motor, y 76 de la Ley del Contrato de Seguro. No habiéndose impugnado expresamente la valoración de los daños que 'se contiene en los documentos ,aportados con la demanda, .debe tenerse por ajustada a la realidad, y condenar a las demandadas al pago solidario de los mismos.

 SEGUNDO.- La suma que en concepto de indemnización deben los condenados se incrementará, en el caso de la Sra. Ocaña Sánchez, con el interés previsto en los artículos 1100, 1101 y 1108 del Código Civil, computado desde la fecha de presentación de la demanda hasta la del completo pago, y en el caso de la entidad Winterhur, con el interés establecido en el artículo 20 de la Ley del Contrato' de Seguro, devengado desde el 4 de Agosto de 2000, fecha de producción del daño, hasta su completo pago.

 TERCERO.- Estimándose en su integridad las pretensiones de la demanda, se imponen a las demandadas las costas procesales, de conformidad con lo dispuesto en el artículo 394 de la Ley de Enjuiciamiento Civil. 

Vistos los artículos citados y demás preceptos de general y pertinente aplicación

 FAJLLO: que estimando la demanda interpuesta por el procurador de los tribunales D. Alejandro Ignacio Salvador Torres, actuando en nombre y representación del Excmo. Ayuntamiento de Torremolinos, contra Da. Marta O. S., declarada rebelde, y contra, la entidad aseguradora Winterthur, S.A-, representada por la procuradora de los tribunales Dª. Concepción Labanda Ruiz debo condenar y condeno a las demandadas a que abonen solidariamente al actor la cantidad de 317,31 euros, que se incrementará con los intereses determinados en el Fundamento de derecho tercero con imposición a las demandadas de las costas procesales. 

Notifíquese esta sentencia a las 'partes, haciéndoles saber que contra ella cabe interponer recurso de apelación, el cual deberá prepararse por escrito ante este Juzgado en el plazo de cinco días desde su notificación, y será resuelto por la Ilma. Audiencia Provincial de Málaga. EL apelante deberá cumplir lo prevenido en el artículo 449,3 de la Ley de Enjuiciamiento Civil 1/2000, de 7 de Enero. 

Únase la presente al Libro de Sentencia quedando  testimonio de ella en los autos.

 Así por esta mi sentencia, definitivamente juzgando en primera instancia, lo pronuncio, mando y firmo.

 PUBLICACIÓN.- Leída y, publicada fue la anterior sentencia por el Sr. Magistrado Juez que la suscribe, estando celebrando audiencia pública en el mismo día de su fecha, doy fe en Torremolinos.

 

Aviso Legal    

Página Inicio

 

 

ml>